Budó afirma que la comida entre Vergés y Vendrell fue "privada" y que es la 'consellera' quien tiene que dar explicaciones

Confía en cómo se han llevado a cabo las contrataciones

La consellera de Presidencia, Meritxell Budó, ha esquivado este martes las informaciones que aparecen en el sumario de la operación Volhov de la Guardia Civil relativas a la presunta influencia de los empresarios del Procés en varias contrataciones del Govern. La portavoz, a varias preguntas de los medios de comunicación sobre la comida que mantuvo la consellera de Salud, Alba Vergés, con el ex conseller de ERC Xavier Vendrell, ha dicho que se trata de un encuentro "privado" y que, en todo caso, quien tiene que dar explicaciones es el departamento de Salud. 

También ha descartado abrir a Vergés un expediente administrativo por este contacto con el ex dirigente de Esquerra y ha asegurado que ningún conseller le ha pedido explicaciones por esta cuestión.

En el sumario de la causa que investiga el juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, que va desde una eventual vinculación del Procés con los rusos hasta presunto tráfico de influencias, aparece una información sobre una contratación de una empresa de Vendrell con el Institut Català d'Avaluacions Mèdiques (ICAM) que habría sido impugnada por otra empresa por sospechas de trato de favor. Una situación que, según las intervenciones telefónicas de la Guardia Civil, habría tratado directamente con Alba Vergés. 

El juez pone en el punto de mira a Vendrell y Madí por presunto tráfico de influencias

Budó ha mostrado su confianza en los "servidores públicos" y en cómo se han llevado a cabo las contrataciones de los departamentos, aseverando que todas ellas se han hecho a través de los procesos establecidos por ley y que no se abrirá ninguna investigación interna. También ha dicho que ni Vendrell ni tampoco el ex secretario de comunicación de CDC David Madí o el empresario Oriol Soler influyen en las decisiones de la Generalitat. "Es un relato para criminalizar el independentismo", ha asegurado la portavoz, Meritxell Budó.

También ha negado que el Govern tenga constancia de una operación, de la que informa este martes Efe, que tendría que ver con la asociación empresarial entre Vendrell y Madí para comprar tests para detectar el coronavirus con el objetivo de ser contratados por parte de la Generalitat. "No me consta", ha dicho Budó, añadiendo que todas las contrataciones constan en el portal de Transparencia de la Generalitat. 

El + vist

El + comentat