ABANS D’ARA
Ara Premium 13/11/2015

Inmortalidad de la “camarada” y “madre”

De la crònica de Madrid de Josep Pernau (Lleida, 1930 - Barcelona, 2011) a El Periódico (17-XI-1989). Ahir va fer 26 anys de la mort de Dolores Ibárruri, Pasionaria (Gallarta, Euskadi, 1895 - Madrid, 1989).

Josep Pernau 1989
2 min
Inmortalidad de la “camarada” y “madre”

Peces Històriques Triades Per Josep Maria CasasúsSe diría que los comunistas estaban ansiosos de salir a la calle exhibiendo sus símbolos, sus banderas rojas, sus hoces y martillos, sus puños cerrados y el canto de la Internacional. […] Ayer se despacharon bien a gusto, llenando buena parte de Madrid de la simbología comunista del estilo más tradicional. Tan tradicional, que el grito más repetido fue el “¡No pasarán!”. No se sabía exactamente quiénes son los que no van a pasar, pero la consigna de Pasionaria en el verano y otoño de 1936 era homenaje de sus devotos a Dolores en su sepelio. […] Con un fervor casi religioso, se despedía a Pasionaria. Desde primeras horas de la mañana, miles de personas ocupaban la calle de la Santísima Trinidad. Era la España de las autonomías en versión comunista, llegada en 700 autocares. Banderas verdiblancas andaluzas con la hoz y el martillo, ikurriñas teñidas de marxismo-leninismo y senyeres de rojo absoluto por el dorso, con diferentes siglas, la del PSUC y la del PCC. Nunca en el barrio se oyó hablar tanto catalán. Llega Marcelino Camacho en un coche. “Vine, home, que el saludarem”, dice uno a sus tres acompañantes. Y se acercan al ex líder de CCOO. “Somos de Montornès del Vallès, ¿sabes? ¿Te acuerdas de cuando viniste al pueblo?” Y Camacho dice que sí. […] Antoni Gutiérrez está emocionado. Dice que será como el entierro de Berlinguer, lo que comparte Francesc Baltasar. López Raimundo va con Pere Portabella. Ribó no ha llegado aún, porque tenía sesión del Parlament. Pero llegará. Todos estarán en Madrid. […] La capilla ardiente ha entrado en su tercer día. Pasan los militantes y depositan los claveles que han comprado a las gitanas instaladas en la esquina. “Claveles para Dolores, zeñó”. […] La lírica y la retórica andaluza, que hoy invade la tribuna, no acepta que Pasionaria haya muerto, y Anguita cierra así su oración fúnebre: “Duerme, compañera Ibárruri. Reposa camarada Pasionaria. Descansa presidenta. Sueña dulcemente madre Dolores”. Esta gente cree en la inmortalidad de los espíritus. De esta manera la despedía un militante: “Dolores, nos volveremos a encontrar allí”. Dolores vive, y, con su propia voz la oyen cantar, como cierre del acto, el himno de Los jóvenes proletarios.

stats